miércoles, 21 de agosto de 2013

Soy tu pecho roto y tu mirada perdida. Soy aquellas cosas que perdiste, y tu cordón desatado. Soy tus gafas empañadas y el estrés de tus zapatos. Soy tus lágrimas dulces y tu sonrisa distraída. Soy tus pensamientos oscuros y el humo de tu ira. Soy tus manos dulces y tus surcos crueles. Soy tu piedad y tu odio. Tus sueños y tus venganzas. Hasta que me descubres y yo me doy cuenta de que envidias a todos esos fantasmas. Te armas de valor y me echas. Ahora sólo soy un eco tras tu puerta.

1 comentario:

  1. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar